Volver a trabajar de 8 a 5 después de haber emprendido!

miércoles, 9 de mayo de 2018



Es posible que una vez hayamos tomado la decisión de emprender, ya sea por estar más tiempo con los hijos, porque quedar cesante de tu empleo o renunciaste para abrir tu propio negocio, volver a trabajar como dice el titulo de 8 a 5 o bien trabajar para otro?

La respuesta ya la saben cierto! claro que si, es totalmente posible cuando no tienes el "éxito" esperado ni mucho menos la estabilidad financiera esperada. 

Si hoy te reunieras con un grupo de mujeres emprendedoras, muy posiblemente el 70% te diga que lo ha pensado o que tiene alguna oferta "buena" tocando la puerta que la tienta a regresar, pero... qué nos tienta? claro está, las finanzas, el no alcanzar nuestros objetivos financieros nos obliga a pensar en regresar otra vez a la "zona de confort" de un salario cada 15 o 30 días, un salario seguro, un salario fijo, para pagar deudas y compromisos.  

Cuando emprendes tus ingresos son variables, hay meses que alcanzas tus metas y otros de vacas flacas que no, puede que por tu mente pasen muchas preguntas: no estoy trabajando duro por mis  metas?  algo no estoy haciendo bien? qué más puedo hacer? hasta buscamos culpables: la crisis, el gobierno, la falta de apoyo de mi familia, puede que dependiendo el caso haya de todo un poco, pero antes de tomar esta medida de volver a trabajar para la fortuna de otro tómate un tiempo y renuévate, siempre y cuando no estés embargada por las deudas o te vayan a quitar la casa, porque hay que hablar claro ok, los sueños, las ilusiones y las ideas no pagan las deudas y si tienes prioridades y responsabilidades debes cumplirlas. 

Si aún estas a tiempo y no has caído en las llamadas de los bancos y acreedores y te sientes estancada, yo te recomiendo:  

1. Tómate un tiempo: 7 días, 15 días, 30 días; una vacaciones así sean para atender a tus hijos pero desconectarte de tu negocio no le hacen daño a nadie, en ese tiempo date un tiempo para ti sola, sal con tu pareja, amigas, familia; ve al gym, yoga, ora; lee, aprende, actualízate! 

2. Organízate: pon tus ideas en papel(tablet, celular, agenda) dentro de esa organización elimina lo que consideras estas haciendo mal y potencia aquello que sabes tiene éxito. 

3. Asesórate: Asiste a charlas ya sean on line, gratuitas o pagas, pueden ser temas motivacionales o bien temas puntuales sobre tu emprendimiento.

4. Regresa: con más fuerza, renovada, asesorada, con tus ideas en orden y echale ganas! 

Y si finalmente la situación económica de tu hogar te obliga a laborar para otro, pues se hace lo que se tenga que hacer ya que el trabajo dignifica al hombre y a la mujer, y si eres una mujer como yo que tengo mis prioridades claras tomarás la mejor decisión.

Trabajar de 8 a 5 después de haber emprendido no es sinónimo de fracaso ni de vergüenza, al contrario emprender mientras trabajas fuera de casa tiene los siguientes beneficios: 

1. Tu trabajo sería un fuente de capital para tu emprendimiento
2. Mientras trabajas puedes emprender
3. Estando en un trabajo tienes más conocidos que son futuros clientes
4. Tendrás tus cuentas al día mientras inyectas tu emprendimiento
5.  No tendrás todos los huevos en una sola canasta

Sea lo que sea, hagas lo que hagas, si tienes sangre emprendedora lo harás y brillarás con luz propia siempre.  

Besos y abrazos,

Maykela




Se ha comentado...
  1. Me encanta el positivismo que inyectas, tienes tanta razón en decir que trabajar y emprender no es fracaso.

    ResponderEliminar

×

Newsletter

Novedades y promociones directamente en tu buzón

¿Aceptas la Política de Privacidad del blog?